Técnica que se realiza con un torno, dejando la zona de la cutícula y la piel alrededor de la uña, perfectamente lisa, esto permite realizar el esmaltado bajo cutícula. Se realiza una alineación en la base de la uña logrando una arquitectura correcta de esta, prolongando la duración del esmaltado.

Uñas más fuertes con duración de esmaltado entre 3 a 4 semanas.

Esmaltado bajo cutícula da efecto de menos crecimiento, por ende dura más.

La piel y zona de la cutícula luce perfecta.

Menos probabilidad de padrastros.

El retiro se realiza con dremel, ya no tendrá más contacto con solventes que dañan la piel y debilita la uña natural.